FacebookTwitteryoutubeinstagram

Pyme aplica innovadora fórmula para prevenir riesgos en trabajos en zonas remotas forestales

A la fecha, más de 800 trabajadores de CMPC han sido capacitados en técnicas de marcha, primeros auxilios y nociones de liderazgo, aspectos fundamentales para reducir los incidentes en zonas remotas y con geografía adversa.

Minimizar las probabilidades de accidentabilidad de los trabajadores silvícolas y brigadistas forestales en las labores de combate del fuego, entregar conocimientos de primeros auxilios y rescate, y generar pautas de liderazgo son parte de los desafíos que se plantean a diario en Preventur, empresa dedicada a capacitar en prevención y gestión del riesgo en zonas remotas.

La firma, nacida en la Región del Biobío, reúne a un grupo de profesionales jóvenes, entre ellos prevencionistas de riesgos y sicólogos, que permanentemente viajan a terreno a entregar conocimientos teóricos y prácticos a trabajadores y brigadistas forestales de la zona centro y sur del país.

A la fecha, más de 800 brigadistas de CMPC desde Talca a Pitrufquén han participado de las jornadas de capacitación que imparte esta Pyme, fundamentales para la seguridad de los brigadistas.

Con casi dos décadas como brigadista, Felipe Yáñez, jefe de la brigada 612 San Antonio de CMPC, en Collipulli, es uno de los beneficiados con estos cursos. La empresa viene trabajando hace dos temporadas con CMPC y en su trabajo en terreno ya han estado en Cañete, Santa Olga y Pitrufquén, entre otras localidades.

“En el curso participamos cerca de 40 integrantes de brigadas de Collipulli. Nos sirvió bastante porque aprendimos cómo enfrentar pendientes, cómo realizar ascensos y transportar nuestras herramientas complementando estas técnicas con los protocolos que teníamos”, cuenta Felipe Yáñez.

También han optado por estos cursos empresas que se dedican a levantar mapas, diseñar caminos rurales o realizar investigaciones y control de plagas en zonas escarpadas o de difícil acceso.

Patricio Aguilera, Gerente de Preventur explica que “el objetivo de nuestra empresa es hacer capacitaciones 100% prácticas, potenciando el trabajo en terreno de cualquier persona que trabaje en el rubro forestal como, por ejemplo, brigadistas, trabajadores silvícolas, o personas dedicadas a trazar caminos. La idea es que ellos sean partícipes de su propio aprendizaje, validando en todo momento su experiencia y fomentando el autocuidado; todo esto en un ambiente controlado que simula sus trabajos reales”.

A través de cursos de liderazgo, primeros auxilios en zonas remotas y técnicas de desplazamiento y rescate en terrenos con desnivel, los brigadistas forestales, quienes están permanentemente expuestos al combate del fuego, adquieren conocimientos y técnicas para desplazarse con seguridad en medio de laderas y quebradas reduciendo los riesgos de accidentes.

“Cuando nosotros hablamos de la gestión del riesgo, apuntamos específicamente a buscar que el trabajador forestal sea autónomo en terreno y sea capaz de resolver cualquier situación de peligro de forma independiente. Además apostamos por promover conductas preventivas, la importancia de reportar situaciones de riesgo y el trabajo en equipo”, explica Patricio Aguilera.

David Leviqueo, jefe de la brigada 712 de Pitrufquén, destaca los conocimientos adquiridos en materia de liderazgo, fundamentales para su responsabilidad como encargado de brigada. Con una experiencia de 11 temporadas, destaca que “nosotros recibimos la capacitación el 13 de diciembre pasado y adquirimos conocimientos en rescate de personas lesionadas usando las cuerdas que llevamos en nuestros equipamientos. Nos sirve mucho porque siempre estamos trabajando en terrenos irregulares”.

Para el jefe de brigada la importancia del curso se ve reflejada en la instrucción que reciben los brigadistas novatos. “A ellos les ha servido mucho, como jefe de brigada los he escuchado decidir la técnica que deben emplear al enfrentar una pendiente y sin que yo les dé una instrucción. Eso quiere decir que la capacitación fue buena”, agrega David Leviqueo.

Pymes también invierten en seguridad

Con una trayectoria de casi dos décadas dedicadas a planificación de cosechas, diseño y ampliación de caminos forestales mediante sistemas de información geográficos, tecnología digital lidar y modelos de optimización, Planinfor ofrece estos servicios desde la región del Maule a Los Lagos.

Este trabajo en terreno, realizado por una veintena de técnicos e ingenieros forestales, no ha estado de algunos incidentes, principalmente esguinces o lesiones de algunos trabajadores debido a la irregularidad y pendientes de los terrenos rurales que recorren.

“Los últimos incidentes que han tenido nuestras cuadrillas son por desplazamiento. Hemos tenido torceduras de tobillo, el año pasado una persona que cargaba su herramienta de trabajo se resbaló en desechos de raleos y se accidentó”, cuenta el gerente de Planinfor, Rodrigo Aguilera Cid.

Preocupados por la salud de sus colaboradores y considerando que la accidentabilidad estaba afectando la eficiencia del servicio que entregaban, la empresa angelina optó por disminuir el riesgo capacitando a los trabajadores mediante un curso de técnicas de marcha a cargo de profesionales de Preventur.

Evitar o reducir al mínimo el riesgo de accidentabilidad también es preocupación en Servein Forest, firma dedicada a ofrecer servicios de estudios e investigación forestal y control fitosanitario de algunas plagas que afectan a los árboles.

Julio Delgado, gerente de gerente de JD Servein forest EIRL, cuenta que optaron por tomar estos cursos, atendiendo a que sus trabajadores deben transitar por caminos sinuosos, con pendientes y “teníamos incidentes en el desplazamiento, mucha caída y tropiezo de quienes que cargaban equipamiento pesado para establecer ensayos con cajas contenedoras de plantas, palas, varas telescópicas y capturadores. Por ello vimos la necesidad de conocer técnicas que nos ayudaran a aminorar el impacto que pudiera generar una mala caída”.

De esta forma, un equipo de 10 profesionales participó de una capacitación en terreno, en la Región de Los Ríos durante febrero último.

“Quedamos bastante satisfechos con la capacitación. Ha generado un cambio, el hecho de que la persona evalúe el entorno en el que se desplazará es positivo, porque antes era todo muy mecánico; íbamos y hacíamos la actividad y nos hemos dado cuenta que el personal ahora evalúa el terreno y genera una mayor seguridad en el trabajo que hacemos”, destaca Julio Delgado.

COMUNICADOS CORMA

 

 

Translate »