San Vicente
Share

Puertos del Biobío ampliarán metas en Acuerdo de Producción Limpia

Hasta junio de 2023 fue ampliado el APL Puertos del Biobío, por parte de los siete terminales marítimos de la Región, quienes acordaron trabajar en conjunto en 57 acciones y desafíos, para alcanzar las metas medioambientales.
  • 8 febrero, 2022

Un nuevo desafío para alcanzar la sustentabilidad en su gestión, lograron los siete principales puertos de la Región del Biobío, al ampliar en un año el Acuerdo de Producción Limpia (APL), iniciativa voluntaria que tiene vigencia hasta junio de este año y que fue extendida hasta junio de 2023.

Se trata de un conjunto de 56 acciones y desafíos, que acordaron los 7 puertos trabajar con la Corporación Chilena de la Madera – Corma, para alcanzar metas medioambientales, de seguridad y salud ocupacional, y de relaciones con grupos de interés.

Este año, a las 29 metas que desde la puesta en marcha del APL Puertos en 2017 audita la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático (ASCC), los puertos y Corma acordaron sumar 28 nuevos objetivos. Estas acciones adicionales cubren materias como la gestión del ruido en las instalaciones portuarias; revisión de procesos operativos; definición de buenas prácticas, entre otras.

El presidente de Corma Biobío y Ñuble, Alejandro Casagrande, destacó el trabajo colaborativo desarrollado estos años y la voluntariedad de continuar junto a Corma. “Estamos muy contentos con la extensión del APL en los siete puertos, lo que viene a reafirmar nuestro compromiso con la sustentabilidad de todas nuestras operaciones, con la comunidad y trabajadores”.

Agregó que, “los puertos son parte fundamental de la cadena logística de la Región del Biobío, para llegar con productos sustentables a todo el mundo, lo que trae consigo grandes desafíos que debemos abordar con la cooperación de todos los actores involucrados”.

La ampliación del APL Puertos del Biobío fue suscrito entre la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático de Corfo, organismo impulsor de la certificación,  los servicios públicos regionales firmantes del acuerdo, Directemar, seremis de Salud, Medio Ambiente y Energía y los siete puertos suscriptores del APL: DP World Lirquén, Puerto Coronel, Muelles de Penco, Talcahuano Terminal Portuario, San Vicente Terminal Internacional, Portuaria Cabo Froward y Oxiquim Terminal, más la participación de Corma como asociación gremial que los convocó en esta iniciativa.

La encargada de Control de Medio Ambiente de San Vicente Terminal Internacional (SVTI), Yesenia Dinamarca, manifestó que “es un hecho sustancial para nosotros, ya que se alinea con nuestro compromiso de proyectarnos como un puerto sustentable y de trabajar bajo operaciones seguras que nos permiten cuidar el entorno”.

Agregó que “entre las acciones sustentables a desarrollar por SVTI, están la certificación ISO 14001; la certificación de Giro Limpio, que nos sitúa como el primer terminal en Chile en reducir el consumo de combustible; el proyecto piloto de Gestión de Ralentí y la medición de huella de carbono. Todo lo anterior nos permite fortalecer las normativas ambientales y dar valor a nuestras operaciones”.

Por su parte, la gerenta general (i) de Puerto Coronel, Michelle Prater, junto con valorar el aporte de la certificación, dijo que “el APL nos complementó con una óptica distinta respecto a la forma en que debíamos desarrollar nuestra actividad, se trata de mucho más que una certificación ante los clientes internacionales; tiene que ver con una forma de trabajar respetuosa con el medio ambiente y las personas”.

Algunas de las metas más importantes son aquellas que tienen como objetivo mejorar la gestión de los residuos, minimizar la contaminación por material particulado, mejorar la eficiencia energética y especialmente mantener acciones de responsabilidad social y buen vecino con nuestras comunidades aledañas a las operaciones”, dice Celia Aguilar, encargada de RSE y Comunidad de Portuaria Cabo Froward.

En relación al cambio climático, el APL contempla disponibilizar los estudios de vigilancia de calidad del medio marino, para que en conjunto puedan ser parte de investigaciones que realicen universidades o institutos de investigación. También se considera un análisis del riesgo de las marejadas asociadas con la posibilidad de arrastre de material hacia el mar, para minimizar eventos de contaminación.

Por otro lado, entre las 28 nuevas exigencias que se autoimponen los puertos figuran algunas relacionadas con la seguridad laboral y prevención de riesgos, para anticiparse a las exigencias que tendrá el nuevo estándar de sustentabilidad portuaria que prepara la ASCC.

Programas de prevención de accidentes, de consumo de drogas y alcohol, seguridad vial al interior de las instalaciones, manejo de sustancias peligrosas y programas de capacitación serán acciones alineadas con el nuevo estándar que está próximo a implementarse.

Nuevo estándar, el próximo desafío

Por su parte, el director ejecutivo de la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático (ASCC), Giovanni Calderón, valoró la certificación APL Puertos del Biobío y su ampliación por un año como un “hito muy relevante”.

Además de promover esta iniciativa regional, la ASCC, junto al Sistema de Empresas Públicas, la Cámara Marítima y Portuaria de Chile y el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones, trabajan en un nuevo APL de alcance nacional denominado “Estándar de Sustentabilidad para los Puertos de Chile”, que debería implementarse durante este año.

“El objetivo de este Acuerdo será constituirse en una herramienta de evaluación que permitirá medir el desempeño ambiental, social y económico de los Puertos de Chile y distinguir a aquellos que lo cumplan. Se espera que posterior al vencimiento del APL regional, las empresas se sumen al nuevo estándar”, dijo Calderón.

NOTICIAS RELACIONADAS