FacebookTwitteryoutubeinstagram

Niños y vecinos de Lota aprenden a prevenir incendios en visita a Reserva Nonguén

En la jornada, organizada por CORMA y CONAF, los pequeños se juramentaron como Guardianes del Bosque.

Enseñar a los niños desde pequeños a prevenir incendios y cuidar el medio ambiente fue el objetivo de la visita que efectuaron recientemente 26 niños de Lota a la Reserva Nacional Nonguén en la Región del Biobío, junto a los monitores de la Red de Prevención Comunitaria, en una iniciativa conjunta impulsada por CORMA y CONAF.

La Reserva está ubicada en la provincia de Concepción y abarca una superficie de más de 3 mil hectáreas. En ella, se protegen importantes especies de fauna, entre las que destacan el monito de monte, zorro y pudú, ranita de Darwin, chuncho, aguilucho, lechuza blanca, rayadito y  chucao. En lo que a flora se refiere, Nonguén protege el último remanente importante del bosque caducifolio de Concepción y allí se pueden encontrar especies escasas en esta zona, como raulí, tineo y huillipatagua. Además se encuentra el michay de neger, planta arbustiva en peligro de extinción y endémica de esta región.

“La visita se enmarca en el tema de la educación y la formación, en el cuidado del medio ambiente y de prevención de los incendios rurales”, explica Cristian Oñate, monitor de la Red de Prevención Comunitaria quien recalcó que a los niños hay que “inculcarles desde pequeñitos el cuidado de la naturaleza”.

La actividad consideró una caminata hasta el sector de La Confluencia, una pequeña zona de descanso dentro del parque donde se unen el estero Nonguén con el Cumpumpui, donde el asistente técnico de CONAF, Cristián Vera, les dio una charla sobre la importancia y el cuidado de la naturaleza.

“Es de suma importancia la actividad que estamos haciendo con los niños”, dijo Vera, quien explicó que se les enseñó “a desarrollar la conciencia en cuanto al cuidado del medio ambiente no sólo en cuanto a la prevención de los incendios, sino también saber vivir y convivir con la naturaleza”.

De lo aprendido habló Martín, uno de los pequeños visitantes. “No hay que botar basura para no provocar los incendios forestales”, explicó tras la charla. Y también aprendió que no debe jugar con fuego ni tirar vidrios en los bosques, “porque así se causan los incendios”.

UNIDOS POR LA PREVENCIÓN

Cristián Vera y Cristián Oñate destacaron la realización conjunta de este tipo de actividades que revela una nueva forma de relacionarse entre el sector público y privado que va en directo beneficio de la comunidad.

“Todos estamos hablando en el mismo idioma en este momento, tanto las instituciones de Estado como las de particulares, en vías de hacer que la conciencia de las personas actúe de forma primara ante la prevención de incendios”, puntualizó Vera.

Las palabras de Oñate apuntan en la misma dirección, al afirmar que “los vecinos, en conjunto con instituciones públicas y privadas” salen a recorrer sus sectores para “identificar los riesgos de incendios”. El monitor agregó que su una de sus tareas justamente es servir de nexo entre los distintos actores que participan como las empresas forestales, Conaf, las municipalidades, las empresas eléctricas correspondientes y los vecinos, para que en conjunto “mitiguen esos riesgos”.

Cabe destacar que en esta actividad los más pequeños no fueron los únicos que tuvieron la oportunidad de nutrirse con conocimientos de medio ambiente y prevención de incendios. Los 11 adultos que los acompañaron también recibieron la información y entre todos realizaron un juramento como Guardianes del Bosque. Una de las más entusiastas fue la integrante de la Red, Rosa Guzmán quien además es presidenta de la junta de vecinos de Colcura.

COMUNICADOS CORMA

 

 

Translate »