WhatsApp Image 2020-06-04 at 13.06.23
Share

CORMA y balance de temporada de incendios: Fuerte aumento de intencionalidad

Un dramático aumento en más de un 80% en incendios intencionales en la macrozona forestal, así como la alta ocurrencia de multi focos, marcaron la temporada 2019-2020, informó el gremio forestal. En contraste, disminuyeron incendios por negligencia.
  • 3 junio, 2020

La Corporación Chilena de la Madera (CORMA) calificó la temporada 2019-20 como una de las más extenuantes y complejas para el sector privado y público, por un fuerte aumento en la intencionalidad y focos simultáneos. Se registró un aumento del 23% en la ocurrencia y de un de 57% en la superficie afectada en la macrozona forestal, que se extiende desde O’Higgins a Los Lagos.

A nivel nacional, según las cifras de Sidco-Conaf al 19 de mayo, el número de incendios creció en un 13%, en tanto que la superficie dañada registró un aumento del 27%, totalizando 101.950 hectáreas afectadas, en comparación con las 80.005 del período anterior.

El presidente de CORMA, Juan José Ugarte, afirmó que en la macrozona forestal, que se extiende desde O’Higgins a Los Lagos, “vimos un dramático aumento del 57% en la superficie dañada, con regiones como El Maule donde hubo un incremento superior al 200% en daño y que ya sufrió en 2017 los mega incendios; Biobío con un 62%; y la Araucanía con un 50%, donde más del 60% de la superficie afectada fue bosque nativo, matorrales y otros. Tampoco podemos olvidar el incendio en Molina, Región de Curicó que afectó en un 90% a bosque nativo”.

Para CORMA el aumento en la superficie dañada en la macrozona forestal se explica por una mayor intencionalidad. “En Chile los incendios no son originados por causas naturales. Según la PDI, un 99% de los casos es por causa humana: negligencia o intencionalidad y, según nuestros peritajes, el 81% de los incendios combatidos por las empresas forestales esta temporada en la macrozona forestal fue intencional”, subrayó Juan José Ugarte.

El representante del gremio -que reúne a cerca de 180 empresas pequeñas, medianas y grandes- sostuvo que “nos preocupa especialmente los altos niveles de intencionalidad que registraron zonas como la provincia de Arauco, Región del Biobío, con un 91%; Punilla en la Región de Ñuble con un 81%; y Cautín y Malleco en la Región de la Araucanía, con un 87%; y 80% de aumento, respectivamente”.

Indicó que el sector privado y público hicieron un esfuerzo especial para enfrentar esta última temporada, aumentando los recursos para el combate, coordinando esfuerzos y recursos en “un escenario muy complejo, porque además hubo un importante número de incendios a partir de pequeños focos simultáneos, a corta distancia entre ellos.

Como ejemplo citó el incendio de Paicaví Chico en enero en la provincia de Arauco, que se originó con 12 focos simultáneos y el incendio El Boldal, en la provincia de Curicó, que partió con ocho focos simultáneos”. Ugarte puntualizó que “en promedio 7 de cada 10 de los incendios entre El Maule y Valdivia esta temporada han sido intencionales”.
Juan José Ugarte indicó que la responsabilidad tras estos delitos es materia de la justicia y organismos competentes, pero que el gremio, junto con las empresas forestales socias y el sector público trabajan coordinados en esta materia. “Hay un esfuerzo colaborativo con CONAF, PDI, Onemi y Carabineros, para levantar en forma exhaustiva los elementos probatorios. Estamos instalando cámaras remotas, trabajando con drones e implementando otras acciones porque para acabar con la intencionalidad tenemos que dar con los responsables de estos delitos y que no se queden en la impunidad, porque este es un tema de seguridad, no de prevención”. Recordó que 70% de los incendios se produce en bosque nativo y matorrales.

DISMINUYE NEGLIGENCIA

En contraste con lo anterior, la Corporación Chilena de la Madera destacó como los puntos altos de la temporada el fortalecimiento del trabajo público-privado que llevan adelante CONAF, las empresas forestales, Onemi, Bomberos, Carabineros y PDI; y la disminución en un 12% de los incendios causados por negligencia de las personas en las zonas donde existe la Red de Prevención Comunitaria, que ya integran más de 9 mil vecinos.
“Este es un resultado positivo y obra del del trabajo colaborativo con los miles de vecinos que integran estas redes en las zonas rurales y que durante todo el año trabajan haciendo prevención. Tenemos que seguir en ese camino”, destacó el timonel de CORMA.

NOTICIAS RELACIONADAS