FacebookTwitteryoutubeinstagram

Construyen en Las Condes los primeros proyectos inmobiliarios en madera

El arquitecto Cristián Izquierdo es el autor de estas construcciones de altura media que destacan por su baja huella de carbono y lo rápido y silencioso del proceso, lo que es alabado por los vecinos.

Las Condes tendrá el primer “condominio en altura” desarrollado por completo en madera, hito que marca una escalada en la construcción en ese material en Chile. El proyecto, diseñado por el arquitecto Cristián Izquierdo, se ubica en el corazón del barrio El Golf y considera ocho casas de cerca de 215 m2 cada una.

Cristián Izquierdo, explicó que se basó en tres consideraciones importantes. La primera, de orden ambiental: “tratar de hacer un edificio con una huella de carbono lo más baja posible. Lo anterior tiene que ver con que las emisiones de CO2 de la construcción en madera serían más bajas que la construcción en hormigón o acero”, detalló.

La segunda consideración tiene relación a la eficiencia, ya que la construcción en madera, en este caso pino, prescinde de la producción artesanal y la sustituye por “una donde el elemento pasa desde el proceso de diseño que se realiza en nuestros computadores, a la fabricación, tratando de disminuir el tiempo y los posibles errores en la ejecución de la obra”. Lo anterior, implica una disminución del tiempo de armado en terreno y de la contaminación acústica. “En entornos urbanos consolidados esto es muy importante”, afirmó.

La tercera es de orden arquitectónico. “Tiene que ver con construir obras cuya expresión arquitectónica -lo que se ve y como uno entiende el edificio- refiera inmediatamente a la forma en que fue hecho”, explicó.

A juicio de Izquierdo, en la construcción con otros materiales muchas veces “la expresión del edificio termina determinada por lo que el subcontratista puede proveer”, en vez de lo que el arquitecto buscó proyectar. En cambio, con la construcción en madera “uno como arquitecto puede diseñar e informarle fabricante de madera laminada o mecanizada que la prefabricación depende del proyecto de arquitectura”.

El presidente de CORMA, Juan José Ugarte, señaló que “Chile tiene oportunidades únicas para el desarrollo de edificaciones en madera, ya que estamos mirando avanzar hacia un país con cero emisión de carbono y transformar los sistemas constructivos tradicionales a edificaciones en madera, lo que representará un aporte muy importante para la reducción de emisiones, con una mayor eficiencia energética y el aprovechamiento de un recurso renovable presente en el país. Para la Semana de la Madera de este año, que se realizará en el GAM del 04 al 08 de septiembre, podremos ver muchas iniciativas innovadoras como ésta”.

Opinan los vecinos

Cristián Izquierdo se considera más partidario del crecimiento por densificación que por expansión de las ciudades. El problema de esto, afirma, es que muchas veces la densificación “se da con unas torres enormes que terminan matando el equilibrio de los barrios”. Por esto, se ha interesado por operar en barrios consolidados con construcciones de mediana o baja altura. “Es una manera de crecimiento de la ciudad que es muy sana”, aseguró.

En ese sentido, considera que la arquitectura en madera “es particularmente propicia para esa forma de densificación, de altura media o baja”. Entre sus razones destaca que “genera menos molestia de ruido al vecino y menos tráfico de camiones porque en la prefabricación llegan los elementos de una sola vez”.

Da fe de ello el ingeniero Sebastián Gálvez, quien trabaja en las inmediaciones. “Nunca he escuchado un taladro y, haciendo memoria, tampoco recuerdo haber visto camiones entrando o saliendo”, aseguró. Javiera Calderón, quien vive en el barrio hace dos años, coincide con él y señala que “me parece súper innovador el proyecto; le va a cambiar la cara a esta zona”.

Myrto Pappa vive en el edificio contiguo al proyecto y afirmó que “el impacto acústico de la construcción es mucho menor en comparación de otros proyectos realizados en la forma tradicional”. Considera que en esto incidió el uso de madera como material constructivo, ya que emite menos ruido que “bombas de hormigón y otras máquinas que normalmente se ocupan en la construcción tradicional”.

“Mi mayor gratificación es contribuir a mostrar que estas formas constructivas ya son posibles y que, claramente, el futuro va hacia una construcción más tecnificada, menos artesanal, donde las labores sean hechas en una industria y donde los arquitectos podamos participar activamente en el proceso de industrialización”, comentó Izquierdo.

Recuadro

El próximo proyecto en madera

A unas pocas cuadras, en la calle San Crescente 780 de la misma comuna se ubicará el próximo proyecto en madera del arquitecto. Se trata de un conjunto de cinco casas de dos pisos de altura, cada una de una superficie de alrededor de 220 m2 con patio.

“Hemos elegido esta manera de construir por su menor impacto en el medio, la reutilización de materiales y porque la contaminación acústica en la construcción es mucho menor que otras alternativas”, reza la carta que recibieron los vecinos del sector por parte de la compañía.

La construcción del proyecto, que considera un zócalo con estacionamientos subterráneos, comenzó en abril pasado y espera ser entregada el mismo mes de 2019.

 

 

Translate »