Delegación Uruguay
Share

Brigadistas forestales uruguayos se capacitan en Chile para el combate de incendios

Integrantes del Plan de Protección contra Incendios de la Sociedad de Productores Forestales del Uruguay, visitaron el país para conocer el trabajo de prevención y control de los incendios.
  • 6 septiembre, 2022

Adquirir conocimientos sobre aspectos fundamentales en el combate de incendios y comprender de mejor manera la forma en la que son gestionadas estas emergencias, fueron los objetivos de la visita que realizó al país, un grupo de 11 técnicos del sector forestal uruguayo.

En esta instancia, conocieron de cerca la realidad de los operadores aéreos y visitaron las centrales operacionales de Conaf y la empresa Arauco. Además, participaron en el seminario Técnicas de Prevención y Análisis de Incendios Forestales, organizado por el Comité de Despachadores de Incendios Forestales.

El coordinador del Plan de Protección contra Incendios de la Sociedad de Productores Forestales del Uruguay, Rafael Sosa, valoró la visita, ya que Chile es un referente en Sudamérica en el combate de incendios. “Hemos conocido una realidad completamente diferente a la que tenemos en Uruguay y la forma en cómo son manejadas las emergencias, lo que nos ayudará a plantearnos un nuevo horizonte, en un escenario que cada año es más complejo”, detalló.

En esa línea, Sosa mencionó que existen diferencias geográficas entre ambos países que son relevantes al momento de combatir los incendios. “En Uruguay el territorio donde están situados los bosques es más llano y la altura máxima es de 513 metros sobre el nivel del mar. Por lo anterior, no tenemos los tipos de accidentes geográficos que hay en Chile con las consecuentes dificultades que eso conlleva para combatir un incendio”.

En Uruguay, la Dirección General Forestal regula el sector maderero en un territorio que tiene una base forestal de 1.087.000 hectáreas de bosques plantados pertenecientes a más de 100 empresas privadas que integran la Sociedad de Productores Forestales, de las cuales 900.000 son gestionadas por el Plan de Protección Contra Incendios, hectáreas que corresponden principalmente a plantaciones de eucaliptus y pinos, que posteriormente alimentan plantas de celulosa y aserraderos.

Sosa comentó que la ley forestal impulsada en 1987, estableció el marco para el crecimiento del sector forestal del país, que además consideró algunas medidas para prevenir los incendios forestales y se exigía a las empresas que tuvieran medios y planes de protección ante eventuales incendios”.

Plan contra incendios

El Plan de Protección contra Incendios de la Sociedad de Productores Forestales del Uruguay, es un programa con alcance nacional y tiene como objetivo resguardar el área de bosques plantados.

Este sistema de prevención lo integran un grupo multidisciplinario de personas compuesto por ex bomberos, ingenieros agrónomos, técnicos forestales y el personal técnico respectivo de las diversas empresas que participan de manera voluntaria, comparten medios y recursos de combate para enfrentar una eventual emergencia.

El plan nacional cuenta con tres bases distribuidas a lo largo de Uruguay con radios de acción de 170 km, ideado para llegar en menos de 45 minutos al lugar de los incendios. Durante el verano se dispone de tres helicópteros, con una brigada respectiva perteneciente a la Dirección Nacional de Bomberos.

Rafael Sosa señaló que “nosotros hacemos la detección del incendio con observadores en torres al norte del país y con aviones de vigilancia en el resto, porque tenemos una extensión de territorio muy grande que proteger, y como tenemos pocos recursos, necesitamos ser precisos en el despacho de estos, para controlar las emergencias”.

Por su parte, Joaquín Castro, trabajador de la empresa forestal LUMIN, e integrante del grupo técnico de la Sociedad de Productores Forestales de Uruguay, resaltó la vasta experiencia que tiene Chile en el combate de incendios forestales y el modelo preventivo que desarrolla.

“Me parece muy destacable el trabajo proactivo que desarrollan en Chile, en especial todo el análisis preventivo que realizan y los modelos que indican cómo se va a comportar el fuego. Adelantarse a lo que va a pasar con los incendios es un gran aprendizaje y es un tema importante que nos llevamos”, reflexionó.

NOTICIAS RELACIONADAS