web corma
Share

Brigadistas forestales: nuestros héroes del bosque

En el Día del Brigadista Forestal, saludamos y reconocemos a los cerca de 7 mil brigadistas que trabajan esta temporada en el combate del fuego con vocación, profesionalismo y espíritu de equipo, protegiendo noche y día vidas, viviendas y patrimonio natural.
  • 15 febrero, 2021

Por Juan José Ugarte, presidente de la Corporación Chilena de la Madera -Corma-

Para ellos el portar sus uniformes es un verdadero motivo de orgullo, pero muchas veces pasan inadvertidos para el común de los chilenos.  Su trabajo es salvar vidas, poblados, y proteger los bosques y la biodiversidad. Cada verano sus competencias son puestas a prueba – con una presente temporada particularmente dura – y ellos, con preparación y coraje han sabido hacerle frente.  Son los brigadistas forestales. Nuestros anónimos héroes verdes.

Para llegar a ser un profesional del combate al fuego rural se requiere satisfacer estándares técnicos, físicos y psicológicos muy exigentes, los que se preparan durante el año. Deben también conocer bien el bosque, la geografía, el clima, la vegetación y el comportamiento del fuego en esas topografías; trabajar en equipo y apegarse estrictamente a las normas de seguridad para proteger su vida y la de sus compañeros de brigada.

Eficiencia y rapidez son claves en su trabajo para evitar una emergencia mayor: cuando se alerta de un incendio tienen sólo 20 minutos para llegar al lugar. Se internan luego en el bosque por horas, ya sea de día o de noche, abriéndose paso y construyendo con herramientas manuales vías cortafuego para contener el avance del fuego en la vegetación, y así evitar que se propague y se acerque a poblados y cause un daño aún mayor.

En el Día Nacional del Brigadista, saludamos a los más de siete mil brigadistas forestales de las empresas forestales y de Conaf que combaten incendios esta temporada, en una fecha que justamente conmemora el sacrificio y valor que conlleva su labor. En un día como hoy del 2009, 12 brigadistas y el piloto del helicóptero que los transportaba fallecieron en un terrible accidente aéreo. Para ellos y sus familias, nuestro recuerdo y homenaje.

Cada año, cada temporada, los brigadistas forestales son más relevantes. Son quienes finalmente, más allá de cualquier super avión o tecnología, derrotan al fuego, con coraje, conocimiento, entrega, dedicación y trabajo de excelencia. El rigor y la forma en que trabajan, aplicando una sabia mezcla de experiencia y prudencia, es lo que les permite estar a salvo y protegerse entre ellos y apagar los incendios rurales que tanto daño causan.

Lamentablemente esta temporada, la peor de todas en el número de ocurrencia de incendios, han aumentado los incendios intencionales, llegado a niveles nunca antes vistos. Si a este grave escenario sumamos la sequía extrema en el país y las olas de calor y vientos provocadas por el Cambio Climático, vemos el alto riesgo que estos suponen para una amplia región del país. Por ello la inversión pública y privada para proteger al mundo rural ha sido también la más alta de la historia.

Es por esta y muchas razones más que queremos manifestarles nuestro aprecio y respeto por su entrega. Con orgullo podemos decir que a lo largo de todo Chile tenemos desplegada esta otra primera línea de héroes y heroínas. Junto a ellos, extendemos también un saludo a cada una de los hombres y mujeres que trabajan como torreros y torreras, pilotos, conductores, despachadores, personal de apoyo en las bases y tantos héroes anónimos que diariamente velan por cuidar la vida en el mundo rural.

 

NOTICIAS RELACIONADAS