Biblioteca digital Seminarios Contáctenos English
Inicio > Medioambiente > Sustentabilidad ambiental > Agua y Plantaciones
AGUA Y PLANTACIONES
 
Los bosques manejados de manera sustentable pueden proteger tanto los suministros como la calidad del agua.



El consumo de agua de los bosques plantados depende de muchos factores, tales como el clima, la localización, los niveles de radiación solar, la densidad de las plantaciones y características propias de cada especie. Un manejo forestal que considera estos factores logra niveles de consumo de agua apropiados y amistosos con el medio ambiente. 

Las plantaciones forestales si bien tienen un consumo por hectárea superior a los bosques naturales, son considerablemente menos consumidoras por metro cúbico de madera o biomasa producida. Así, no sólo son la alternativa más ecoeficiente para producir madera desde el punto de vista del uso del suelo, sino también del uso del agua. 

Hoy el mundo enfrenta una creciente escasez de agua, derivado del cambio climático, la variabilidad climática, la disminución en las precipitaciones, prolongados períodos de sequía y una demanda creciente de una población que aumenta y que necesita agua para uso doméstico y para nuevas actividades productivas.

Chile no es ajeno a este fenómeno. Desde el año 2003 a la fecha ha sufrido una larga sequía que unida a una isoterma cero más alta, han afectado el almacenamiento natural de agua, disminuido los caudales en el verano y la recarga de acuíferos. Esto ha generado un cuadro de escasez hídrica con oferta variable en el país.

En terrenos rurales, alejados de grandes centros urbanos y con una agricultura precaria, la población tiende a atribuir a las plantaciones forestales la escasez de agua. Sin embargo, estos bosques se abastecen de agua lluvia, no precisan riego y más del 90% de ellas se ubica en regiones del país con una alta pluviometría donde el 85% del agua lluvia no se aprovecha ni almacena y desemboca en el mar. 

El pino y el eucalipto absorben en su gran mayoría ‘Agua Verde’, que es la fracción de agua de precipitación que se almacena en el suelo y que luego se evapora o se incorpora a plantas y animales. Es decir, corresponde a agua superficial. 

Mensajes Claves
  • En Chile no falta agua. Falta gestión sobre el agua
  • Las plantaciones aportan favorablemente en la calidad del agua.
  • Las plantaciones utilizan agua en rangos similares o levemente superiores a las cubiertas agrícolas con riego.
  • Las plantaciones no afectan grandes cuencas. Hay casos de escasez en pequeñas cuencas con alta proporción de plantaciones.
  • Las plantaciones llevan más de un siglo en Chile. Solo hace unos años se han presentado problemas de escasez de agua.
  • No debe existir conflicto entre agua para consumo y agua para producción.
  • Existen problemas de escasez de agua en zonas donde no hay plantaciones. 
  • La principal causa en la disminución en la disponibilidad de agua es el cambio climático y la falta de infraestructura.
  • Si se extraen las plantaciones existirá mayor disponibilidad de agua en invierno, pero en el largo plazo no existirá suelo.
  • Se debe gestionar el porcentaje de plantación en la cuenca, evitar plantaciones extensas de una sola clase de edad.
  • Controlar la densidad de la plantación (árboles por hectárea) a través de raleos.
  • Elegir especies más eficientes uso agua y producción biomasa.
  • Concentrar las plantaciones en las partes elevadas de las cuencas.
  • Mejorar la eficiencia en el uso del agua de todos los actores.