Biblioteca digital Seminarios Contáctenos English
Inicio > Medioambiente > Beneficios de los bosques > Recuperar suelos
RECUPERAR SUELOS
Una de las grandes contribuciones que realizan los bosques nativos y plantados al medioambiente es proteger y recuperar los suelos erosionados.



Provocada principalmente por las corrientes de agua, lluvias, viento y hielo,entre otros factores,la erosión es un proceso de desagregación, transporte y deposición de los materiales del suelo (1). Este fenómeno afecta particularmente a terrenos sin vegetación, degradando su estructura y disminuyendo su materia orgánica y nutrientes.

En Chile, el problema de la erosión de los suelos salió a la luz de manera alarmante en la primera mitad del siglo XX, cuando los agrónomos advirtieron que los suelos estaban perdiendo su fertilidad. Esta erosión se había producido por la quema de los bosques para despejar las superficies, durante los siglos XVI y XVII, y para el uso de la tierra para producir cereales y ganado entre los siglos XVII y XVIII. Como resultado de esto, en 1974, se estableció una política de fomento a las plantaciones forestales (2).

Actualmente, los bosques cubren alrededor de un 22% de la superficie del territorio nacional, lo que equivale a un total de 16,5 millones de hectáreas (3). La mayor parte de las plantaciones forestales (86%) se han establecido en suelos erosionados. Estas plantaciones aportan significativamente a la recuperación de los suelos protegiéndolos de cuatro maneras:
  • Actúan como una barrera contra la acción del viento y de las lluvias, pues su copa y follaje interceptan gran parte de las gotas de lluvia, que se deslizan, infiltran y acumulan en napas subterráneas, sin impactar directamente con el suelo.
  • Las hojas de los árboles filtran el paso de los rayos solares, evitando que el suelo se seque.
  • Los árboles proveen de materia orgánica a los terrenos, enriqueciéndolos para su propio sustento y para el resto de la vida vegetal y animal.
  • Estabilizan los terrenos cercanos a cursos y fuentes de agua, impidiendo que éstas erosionen los suelos.


(1). FAO 1992 "Erosión y pérdida de fertilidad del suelo"
(2). Memoria Chilena http://www.memoriachilena.cl/temas/index.asp?id_ut=laerosiondesuelosylasupervivenciadechile
(3). INFOR: Anuario forestal, 2013 p. 21.