Biblioteca digital Seminarios Contáctenos English
Inicio > Medioambiente > Beneficios ambientales de los bosques > Recuperación de suelos
RECUPERACIÓN DE SUELOS
Las plantaciones forestales y los bosques nativos hacen una gran contribución a la protección y recuperación de suelos erosionados.



La erosión es un proceso de desagregación, transporte y deposición de los materiales del suelo (1) y es causada principalmente por las corrientes de agua, lluvias, viento y hielo, entre otros factores y afecta particularmente a terrenos sin vegetación, degradando su estructura y disminuyendo la materia orgánica y nutrientes.

En Chile, ya a mediados del Siglo XIX, se vivía una deforestación alarmante, provocada por la deforestación de bosques naturales para habilitar suelos para la agricultura y ganadería y extraer madera para la minería; y cortas y quemas para disponer de leña para consumo doméstico y otros. Estos procesos tuvieron consecuencias lamentables para los suelos. Hacía el 1900, las autoridades de la época toman conciencia del año y surgen las primeras iniciativas para establecer distintos tipos de árboles con capacidad para crecer en condiciones adversas y reforestar zonas erosionadas con plantaciones.

Entre 1930 y 1970, el Estado promueve diversas legislaciones para estimular la recuperación de suelos y la forestación, en 1974, se estableció una política de fomento a las plantaciones forestales.

Actualmente, los bosques cubren alrededor de un 23% de la superficie del territorio nacional, lo que equivale a un total de 17,5 millones de hectáreas. Las plantaciones alcanzan los 2,4 millones de hectáreas, se han ubicado mayoritariamente en suelos erosionados y sin uso alternativo.  
  • Actúan como una barrera contra la acción del viento y las lluvias, pues su copa y follaje interceptan gran parte de las gotas de lluvia, que se deslizan, infiltran y acumulan en napas subterráneas, sin impactar directamente con el suelo.
  • Las hojas de los árboles filtran el paso de los rayos solares, evitando que el suelo se seque.
  • Los árboles proveen de materia orgánica a los terrenos, enriqueciéndolos para su propio sustento y para el resto de la vida vegetal y animal.
  • Estabilizan los terrenos cercanos a cursos y fuentes de agua, impidiendo que éstas erosionen los suelos.


(1). FAO 1992 "Erosión y pérdida de fertilidad del suelo"
(2). Memoria Chilena http://www.memoriachilena.cl/temas/index.asp?id_ut=laerosiondesuelosylasupervivenciadechile
(3). INFOR: Anuario forestal, 2013 p. 21.