Biblioteca digital Seminarios Contáctenos English
Inicio > Líneas de acción > Incendios forestales > Prevención y combate
PREVENCIÓN Y COMBATE
CORMA forma parte de la tarea de evitar y controlar los incendios forestales, lo que involucra importantes esfuerzos y diversos actores.


Organismos involucrados
En Chile los incendios forestales tienen su origen, casi en su totalidad, en el ser humano y sus actividades. salvo unos pocos incendios causados por caídas de rayo durante tempestades electricas de verano, la mayoría de ellos es ocacionada por descuidos o negligencias en la manipulación de fuentes de calor en presecia de vegetación combustible, por practicas agricolas casi ancestrales, por una escaza cultura ambiental o por intensionalidad originada en motivaciones de distinto tipo, incluso la delictiva (1).

En este contexto, la prevención y el combate de incendios exigen una buena coordinación entre los distintos actores involucrados. Por ello, CORMA y sus empresas socias son parte de la Comunidad de Prevención de Incendios Forestales, en conjunto con CONAF, ONEMI, Carabineros de Chile, Ministerio de Agricultura y la PDI. El objetivo de esta comunidad es desarrollar programas específicos de prevención y apoyar en el diseño de políticas forestales, ambientales y/o educativas, para disminuir el origen e impacto de los incendios.

Además, la prevención de incendios y riesgos en la Región del Biobío es trabajada a través de dos alianzas: 
  • Alianza CONAF - Ministerio Público- Carabineros - Empresas forestales: Conformada con el objeto de fortalecer la aplicación de la legislación contra incendios forestales, de forma que se logre prevenir su generación de carácter intencional y castigar de forma eficaz la negligencia y el delito de provocarlos.
  • Alianza CONAF - Empresas forestales - MOP – EFE- Empresas concesionarias: Busca prevenir la generación de incendios forestales producto de la operación de las rutas concesionadas, vías estatales y ferrocarriles del estado, además de evitar cortes en la operación normal de las vías y otros riesgos para los usuarios cuando se generen estos eventos.

Recursos

La prevención y el combate de los incendios forestales demandan la inversión de importantes recursos, tanto físicos como humanos. Actualmente se cuenta con más de 3.000 personas capacitadas, además de una infraestructura adecuada que incluye torres de detección, helicópteros y aviones.

Los recursos que invierte el Estado, a través de CONAF, para prevenir y controlar los incendios forestales, están destinados a cubrir cerca de 40 millones de hectáreas y ascienden a US$ 37 millones al anuales, adicionalmente CONAF puede recurrir a recursos adicionales de la ONEMI en emergencias.

Las empresas forestales, por su parte, protegen directamente su patrimonio destinando, en conjunto, US$ 48 millones a la protección de cerca de 1,5 millones de hectáreas ubicadas principalmente entre las regiones del Maule a Los Ríos. Además, con el objetivo de impedir que los incendios se propaguen en sus predios, participan activamente en el combate de los incendios en los terrenos aledaños.

Un aspecto crítico del tratamiento legislativo de los incendios que afectan al recurso forestal es la dispersión de las normas jurídicas que tratan sobre esta materia, ya que actualmente no se cuenta con una ley que trate el tema de forma íntegra, la modificación de la ley Nº 20.653, aprobada en Febrero de 2013 (2), solo se centró principalmente en consideraciones legales y penales en incendios, endureciendo las sanciones a responsables de incendios forestales, abordando solo de manera tangencial temas de primera importancia como el presupuesto y la coordinación para la prevención y combate de éstos.
 
(1) CONAF http://www.conaf.cl/incendios-forestales/prevencion/
(2) Congreso Nacional http://www.leychile.cl/Navegar?idNorma=1048554&buscar=20653