Biblioteca digital Seminarios Contáctenos English
Inicio > CORMA al día > Nacional > Empresas forestales han desplegado todos sus recursos para combate de incendios
07/02/2017 - SANTIAGO - NOTICIA

Empresas forestales han desplegado todos sus recursos para combate de incendios

Empresas forestales apoyan combate de incendio forestal en Parral
En el control del incendio que hasta el momento deja 40 viviendas destruidas y cerca de 3.500 hectáreas afec... [+]
22-02-2017

A la fecha, el sector forestal privado ha combatido un 40% de incendios en auxilio de propiedades de terceros y apoyando el trabajo de CONAF.

A un total cercano a los 47 millones de dólares asciende la inversión que las principales empresas forestales han destinado al combate de la ola de incendios forestales que ha afectado la zona centro del país, monto que incluso ya superó lo presupuestado, tras la incorporación de nuevas naves, equipos y brigadistas para enfrentar la emergencia.

En total son 2.500 brigadistas divididos en brigadas terrestres, 4x4 y mecanizadas; 19 aviones, 20 helicópteros, 100 vigías motorizados, 226 torres de vigilancia, 23 camiones aljibe, 76 máquinas pesadas para la elaboración de cortafuegos y movimiento de material y 400 personas en apoyo logístico.

A estos recursos, se sumó el financiamiento por parte de la empresa Arauco de una nueva semana de operaciones en Chile del avión Supertanker; y el arribo a Concepción de un nuevo avión -BAe 146- en un esfuerzo conjunto público-privado, donde Forestal Mininco aportará el abastecimiento de combustible y agua.

Programa de largo plazo

Las principales empresas forestales asociadas a CORMA vienen desarrollando hace varias décadas programas altamente profesionales y permanentes de prevención y combate de incendios, coordinando esfuerzos entre sí y además, participando activamente en campañas conjuntas de prevención con los organismos públicos a cargo de estas tareas como son CONAF y ONEMI y gobiernos regionales, entre otros.

En conjunto, las principales empresas forestales del país destinan recursos no sólo para proteger su patrimonio, sino también el de sus vecinos, cubriendo una superficie del orden de 2 millones de hectáreas. En una temporada normal, la extinción de incendios en propiedades de terceros puede llegar incluso al 70% promedio.

Parte importante del trabajo preventivo, considera un levantamiento de la condición de riesgo en los sectores con mayor ocurrencia de incendios, donde se incrementa la seguridad de la interfaz urbano/rural a través de la habilitación de cortafuegos, manejo de combustibles (eliminación de la vegetación viva o muerta y de los residuos y desechos vegetales), podas, raleos, despeje de caminos y habilitación de fuentes de agua y heli-pistas. Junto con lo anterior, dentro de sus programas silviculturales de manejo de su patrimonio, contemplan cortafuegos y eliminación de residuos, podas y raleos y eliminación de elementos como pastizales y desechos que puedan representar algún riesgo.

Programa con la comunidad

A mediados del 2016, CORMA en alianza con sus principales empresas socias, puso en marcha el modelo Firewise para trabajar directamente con los vecinos y comunidades en la prevención en los sectores de mayor riesgo para crear conciencia y enseñar a la población a convivir en forma segura con los bosques y aprender medidas preventivas.

El proyecto comenzó a aplicarse esta temporada en 17 sectores prioritarios de las Regiones del Maule, Biobío, Araucanía y Los Lagos, las cuales fueron seleccionadas de acuerdo a los criterios establecidos por municipios, ONEMI, CONAF, Bomberos, CORMA y Juntas de Vecinos.

El gerente de CORMA sede Biobío, Emilio Uribe, destacó que “Firewise es un modelo que ha funcionado exitosamente en otros países y que viene a fortalecer la comunicación de las empresas forestales con sus vecinos, quienes serán los protagonistas en la evaluación de los riesgos y en toma las medidas de prevención. Las empresas forestales formarán parte de las comunidades como actores disponibles para apoyar la implementación de este modelo”.

Uribe explica que el proceso de implementación de Firewise consta de 7 pasos: coordinación de levantamiento de riesgo y peligros de los 17 sectores críticos (de Maule a Araucanía), evaluación de condiciones de riesgo, generación de planes de acción conjuntos en acuerdo entre las partes, creación de comités Firewise, ejecución de acciones por todos los actores, reuniones periódicas de seguimiento y elaboración de un conjunto de procedimientos de comunicación y actuación en caso de emergencia.

Con este modelo, las personas podrán detectar necesidades tan básicas como la falta de grifos en zonas residenciales a otras más complejas como qué acciones implementar para proteger viviendas ubicadas en quebradas.  

Firewise se creó en Estados Unidos en 1985, tras el mega incendio que afectó a un importante sector poblacional en California. Posteriormente, lo adoptó Sudáfrica, a raíz de un gran evento que afectó en el 2000 a Ciudad del Cabo, adecuándolo al contexto económico y social de esta nación africana. La experiencia internacional establece que para asentar la estrategia Firewise se requieren dos años de trabajo, y después otros 2 a 5 para que esté consolidado en la comunidad.

Con este fin, justamente la sede Maule de CORMA acordó recientemente un trabajo con las pymes madereras y forestales locales para desarrollar un programa de prevención de incendios y hacer un levantamiento de las principales zonas de riego, proyecto que tras estos incendios cobra doble relevancia y urgencia.


ETIQUETAS: Prevención Incendios Forestales | Alto a los Incendios Forestales | Brigadistas | CONAF | ONEMI